CPL cicatrices

El sistema CPL se basa en la Teoría de la fototermólisis selectiva, o en la capacidad que tienen distintos tipos de células y tejidos para absorver la luz. Gracias a que no se emite a una gran intensidad pero sí durante un tiempo prolongado, el tratamiento es totalmente seguro y eficaz.

Al emitir esta energía, la microcirculación sanguínea se activa de forma inmediata gracias a la absorción por parte de la hemoglobina de la energía emitida por el CPL.

Así se produce una estimulación de los fibroblastos, los cuáles aumentan de manera exponencial la síntesis de fibras de elastina y colágeno. Con ello conseguiremos una mejora significativa en la reafirmación del tejido y en el relleno de las arrugas.

Además, este aumento de elastina devuelve la elasticidad a los capilares, y ello, unido a la descongestión sanguínea, hace que consigamos grandes resultados.

Gracias a todo esto, las células pueden realizar mejor su función de regeneración, por lo que, apreciaremos un cambio notable en la recuperación de una cicatriz (no válido para cicatrices con falta de pigmentación)

X